martes, 25 de noviembre de 2008

Margaret Thatcher "La Mujer de Acero"

Margaret Thatcher
Una inglesa que escribió historia al haber sido la primera mujer en ocupar el cargo de primer ministro de Gran Bretaña (1979-1990).
Nació en Grantham (su apellido de soltera es Roberts) y estudió ciencias químicas en la Universidad de Oxford. Desde 1947 hasta 1951 trabajó como investigadora química, pero en 1953, estudió y se especializó en derecho tributario.

Después de ingresar en el Partido Conservador, fue elegida diputada de la Cámara de los Comunes en 1959. Ministra de Educación y Asuntos Científicos (1970-1974) en el gabinete de Edward Heath, provocó una oleada de protestas al abolir la gratuidad de la leche en las escuelas. Tras la derrota de los conservadores en 1974, se enfrentó a Heath por el liderazgo del partido, que obtuvo en 1975.
Cuatro años más tarde condujo a los conservadores a la victoria electoral, con la promesa de sofocar la crisis de la economía británica y de reducir el intervencionismo gubernamental.
Alentada por el éxito de su política para las islas Malvinas en 1982, condujo al Partido Conservador a una victoria arrolladora en las elecciones generales de junio de 1983. En octubre de 1984 salió ilesa de un atentado al explotar una bomba colocada por extremistas republicanos irlandeses en un hotel de Brighton durante un congreso de su partido.

Reelegida en las elecciones de junio de 1987, se convirtió en el primer jefe de gobierno británico del siglo XX que se ha mantenido en el cargo durante tres mandatos consecutivos.

En 1990 y debido a la polémica sobre su política fiscal y a sus reticencias a comprometer a Gran Bretaña en la unión monetaria con Europa, su liderazgo fue severamente cuestionado. Dimitió en noviembre y le sucedió como líder del Partido Conservador y como primer ministro su antiguo protegido John Major.

Margaret Thatcher, durante su periodo de gobierno, creo una política, escrita ya en la historia como 'thatcherismo', basada en la aplicación extrema de los principios liberal-conservadores, con lo que, en buena medida, desmontó el Estado de bienestar logrado por gobiernos anteriores.