martes, 11 de noviembre de 2008

LAS AMIGAS

Y BUENO HABLANDO DE AMIGAS, HACE ALGÚN TIEMPO TUVE LA OPORTUNIDAD DE DARME CUENTA DEL VALOR DE MIS AMIGAS. TENÍA YO MUCHOS PROBLEMAS ECONÓMICOS, DEBÍA MUCHO DINERO (PARA MI), DEBÍA EL SEGURO DE MI CARRO Y YA NO TENÍA UN PESO EN LA BOLSA. VIVÍA YO SOLA, TENÍA QUE PAGAR LA RENTA Y TODOS LOS GASTOS QUE CONLLEVA ESE HECHO. YA NO ME ALCANZABA PARA LA GASOLINA NI PARA PAGAR EL ESTACIONAMIENTO DONDE DEJABA MI CARRO MIENTRAS ESTABA EN LA OFICINA... PEDI AYUDA A LA FAMILIA... LA NEGARON... Y LLEGUE LLORANDO A MI TRABAJO... MI JEFE ME LLAMO, ME PREGUNTO QUE PASABA, LE CONTE, AHI APRENDÍ LA PALABRA "CONSOLIDAR LA DEUDA", PORQUE ME HIZO UN PRÉSTAMO PARA PAGAR TODO DE UN JALÓN, EN ESE ENTONCES A LOS EMPLEADOS DE CUALQUIER BANCO NOS PODÍAN PRESTAR A UN INTERÉS SUMAMENTE BAJO (6% ANUAL). ¡TOTAL! MI ALMA SE TRANQUILIZÓ, Y CUANDO SALÍ DE LA OFICINA, MI CARRO YA ESTABA LAVADO Y CON TANQUE LLENO, EL ESTACIONAMIENTO PAGADO Y NUNCA ME ENTERE "QUIENES" FUERON, PERO YO LO SABÍA... ¡FUERON MIS AMIGAS! Y DESDE ESE ENTONCES, APRENDÍ A VALORAR MÁS LA AMISTAD, UNA AMIGA ES COMO UNA PLANTITA, NECESITA AMOR, RIEGO, UN POCO DE SOL Y SOMBRA Y ESTAR AL PENDIENTE DE ELLA SI QUIERO QUE VIVA A MI LADO MUCHO TIEMPO. Maru