jueves, 27 de noviembre de 2008

Mahoma fue célebre por predicar la igualdad de la mujer, sin embargo fue él quien implantó el velo como sometimiento marital. Cubrió a sus propias esposas para mantenerlas a salvo de las miradas furtivas de la multitud de los seguidores que reunía. La práctica se propagó rápidamente hasta el punto de obligar, en algunos lugares, a que las mujeres se cubrieran de pies a cabeza.

Fuente: Jones, Constance “Las 1001 historias de la historia de las mujeres”